Síguenos en:

Salud y Trabajo

Home Salud y Trabajo

Salud y Trabajo

La nutrición ha jugado y juega un papel importante en nuestra vida como un conjunto de procesos mediante los cuales el hombre ingiere, absorbe, transforma y utiliza las sustancias que se encuentran en los alimentos.
Las necesidades nutritivas varían para cada persona, en función de su edad, sexo y otras condicionantes individuales y del entorno en el que vive (factores socio culturales, climáticos, etc.) que también han de tenerse en cuenta a la hora de planificar una correcta alimentación.
Una alimentación monótona, y la falta de nutrientes indispensables para nuestro cuerpo puede repercutir en cansancio excesivo, falta de reflejos, como psíquicos; falta de interés por las cosas, irritabilidad; situaciones que mejoran mediante una correcta alimentación.
El número de comidas que se realiza en un día. Saltarse comidas o realizar sólo dos comidas «de fundamento» al día influye de forma negativa en el funcionamiento de nuestro organismo.
Estudios realizados con el consumo del desayuno, por el periodo del ayuno nocturno se modifican algunos parámetros metabólicos, que la ausencia de la ración del desayuno prolonga a lo largo de la mañana durante la jornada laboral.
Son otros muchos los aspectos relacionados con la alimentación que influyen en el trabajo y en el rendimiento.

El Costo de una Alimentación Descuidada

El estudio reveló que una nutrición inadecuada da lugar en las empresas de todo el mundo a unas pérdidas de productividad del 20%.
La nutrición adecuada es la base de la productividad, la seguridad, los salarios y la estabilidad laboral en los lugares de trabajo, en el caso de que la empresa ofrezca el servicio de alimentación a sus empleados y este sea de mala calidad terminará la compañía por perjudicarse a sí misma al no ofrecer mejores opciones de alimentación.

Consejos para brindar una correcta alimentación en tu empresa

En los lugares de trabajo se debe ofrecer una alimentación sana: máquinas dispensadoras que ofrezcan productos saludable por ejemplo bolsas de granola, bolsas de frutos secos, fruta picada en bolsa, yogurt con fruta o yogurt natural con granola, para una reunión de negocios surtidas de galletas integrales, o pancillos de masa integral en sanduche, sumado a bebidas como jugos naturales o té tibio.
Por otro lado es importante que los jefes próximos deben motivar al trabajador a realizar una pausa y disponerse a tomar su almuerzo además de salir del ambiente de trabajo y darse una vuelta de tal forma que su cerebro se despeje y pueda retomar sus actividades con ahínco y así desarrollar el trabajo productivo y no pésimo o deficientemente.

Entre los cambios introducidos en el menú figuraron un buffet de ensaladas, más frutas y menos alimentos fritos, variedad de platos donde intervienen los vegetales y un correcto balance el el reparto de carbohidratos. De esta forma el estado de ánimo de los trabajadores es superior, la ausencia de los trabajadores por enfermedad disminuyó. El equilibrio entre empleado y la empresa se puede determinar la relajación en la hora de su almuerzo favorece al empleado y a la empresa. días de ausencia por enfermedad nunca fueron tan bajos y crece la productividad. Estos resultados demuestran que, con frecuencia, lo que beneficia a los empleados, favorece igualmente a las empresas.
La conclusión de las comidas saludables consumidas en un medio limpio y tranquilo no deben considerarse un lujo sino que, por el contrario, son fundamentales para el estado de ánimo, la salud, la seguridad y la eficacia de los trabajadores.

En los países en desarrollo, en ocasiones, se deniega a los trabajadores suficientes pausas para almorzar y, a veces, no disponen de descanso alguno para comer, mientras que, en las regiones desarrolladas, aumenta el número de empleados que opta por almorzar en las mesas de trabajo, un fenómeno conocido por el acrónimo ingles SAD (stuckat- desk: pegado a la mesa). La relajación es un elemento tan importante para alcanzar una productividad óptima como la nutrición.

El resultado fue la disposición de un comedor más limpio y luminoso que cuadriplicó su capacidad y comenzó a ofrecer comida de más calidad, una mayor variedad de alimentos saludables, así como desayunos y cenas. El estado de ánimo de los trabajadores nunca ha sido más alto, los índices de accidentes y días de ausencia por enfermedad nunca fueron tan bajos y crece la productividad. Estos resultados demuestran que, con frecuencia, lo que beneficia a los empleados, favorece igualmente a las empresas.
Las comidas saludables consumidas en un medio limpio y tranquilo no deben considerarse un lujo sino que, por el contrario, son fundamentales para el estado de ánimo, la salud, la seguridad y la eficacia de los trabajadores.

«Llevar una correcta alimentación da como consecuencia un equilibrio entre los trabajadores y proporciona la productividad optima que necesita la empresa»